viernes, 23 de diciembre de 2011

Rayos de piedra y rosas 10: Retorno


El mar regresa al mar, como la tierra
regresa a sí, también salen tus ojos
de ti hacia mí, en mis manos los recojo
pero acaban en ti y a ti se aferran.

También el alma sale, y se me aterra
de mí por tu latir, por los despojos
de sí sube letal y a los manojos
de nardos de tus manos se destierra.

Si el barro vuelve al barro, si la espera
del polvo en polvo acaba, miro altivo
sobre el barro y el polvo a tu destino.

Nada guarda distancias ni fronteras,
de ti muero y también de ti pervivo
porque en ti empiezo, amor, y en ti termino. 

1 comentario:

Galocha dijo...

Cosas curiosas,sigo sin poder acceder desde la oficina y sin problemas desde cualquier otra ubicación.
Sigue a´sí