viernes, 4 de noviembre de 2011

Rayos de piedra y rosas 4


Es caverna, y caverna tenebrosa
tu corazón, es gruta sin futuro,
es paso, y paso angosto, y paso oscuro,
y paso hacia una pena cavernosa.

Es falla, y falla inmensa, y falla undosa
que vierte en mí su arena y su conjuro
de rayo yugular, que yo perjuro
que viertes y perviertes otras rosas.

Desvelo de tu corazón, desvelo
impúdicos mugidos y un terror
de nardos que en mis manos se debate.

Y a aquel tu corazón, éste gemelo
me late por misterio de dolor
y solo por tu pálpito me late.

1 comentario:

Spero Lucem dijo...

Gracias por los sonetos.
Nunca se sabe quién los hará suyos compartiendo ese sentimiento.


Posttenebras

http://breverelatos.blogspot.com/2011/11/los-sonetos-del-doctor.html