viernes, 9 de enero de 2009

Paraíso.

Paraíso perdido,
en medio de un mundo consumido,
sobrevives a la vida
con escaso ruido.

Nadie te piensa,
nadie te escucha,
simplemente vives
esperando un final

que aún tardará en llegar.

Oculto en la maleza,
o debajo de una piedra,
ves pasar el tiempo
con mucha cautela.


Te ignoramos,
te adoramos,
te despreciamos,
te veneramos.


2 comentarios:

José María dijo...

Interesante este primer acercamiento poético que veo por aquí (digo primero porque veo que buscas ajustarte a una forma, a una métrica. Magnífico) Sigue así, escribiendo. Mira, avisa en tu otro blog de que hay material interesante en el blog mío de clase sobre el Modernismo y la crisis de fin de siglo, para el que quiera entenderlo mejor, completar el tema o hacer un resumen que lo ayude a estudiar. Un saludo modernista.

Rubén dijo...

jajaja no sé si seré un modernista pero intento usar todo lo que aprendo, mezclandolo todo y sacando un nuevo estilo...el estilo rubeniano jaja nos vemos¡¡