sábado, 5 de junio de 2010

LIBROS PARA GAZA





Llevo un par de días buscando el vídeo íntegro de la llegada de los activistas españoles secuestrados en Israel a El Prat, pero no he tenido suerte. Tuve la suerte de estar en casa toda la tarde (cosas de los exámenes) y ver a través de CNN+ todo el momento. Íntegro. Aparte de muchas otras cosas que sí salen en los vídeos seleccionados de todos los medios, me llegó muy dentro el momento en que Manuel Tapial enseñó a los periodistas su cargamento para Gaza: libros. 

Enseñó un ejemplar del libro "Relatos y Dibujos 2009" (que podéis leer tranquila y gratuitamente aquí arriba), un libro que es el resultado de un concurso convocado anualmente desde Leganés por la Asociación Cultura y Paz para jóvenes de todos los institutos de Madrid que quieran presentarse, manifestando su visión de diversos conflictos en el mundo a través de sus relatos y dibujos. El libro, que ya ha viajado por los campos de refugiados de Líbano, fue traducido al árabe en un maravilloso esfuerzo de la asociación para que pudiera ser libremente difundido por toda la región de Oriente Medio, al menos en las zonas donde la asociación lleva a cabo sus actividades. La intención de los tres activistas a bordo del Mavi Marmara era llevar el libro hasta los recluidos tras el bloqueo de Gaza.

Y si realmente me emocionó ver cómo Manuel Tapial enseñaba con orgullo el pequeño libro es porque yo tengo el orgullo aún mayor de firmar en él. A través de mi relato 'Fátima' obtuve el primer premio en la categoría de Bachillerato de ese año 2009. No voy a negarlo: me presenté, como supongo que hizo la mayoría, por el premio. Es decir, por el dinero. Por aquello de "he ganado un concurso y me han dado 100 €". La sensación es buena, de satisfacción, de apuntarse un tanto. Por la vanidad propia de un recién mayor de edad que lo quiere todo.

Un tiempo después desde la organización se me informa de que pretenden traducir el libro al árabe para poder distribuirlo por campos de refugiados en Líbano y Gaza. Otro subidón de endorfinas. Ya no solo he ganado un concurso sino que además van a traducir mi relato. Casi nada. Uno se hace ya figuraciones sobre eso de la proyección internacional y sobre lo que molará presumir con el ejemplar en árabe en la mano. Y es que el ego de todos (al menos el mío sí) es insaciable, y siempre le gusta crecer un poco más.

Pero luego llegan los días como hoy, cruciales. Esos puntos de inflexión irremediables en los que uno comprende qué era todo eso que empezó por afán de ganar. El punto en que comprendo la profunda importancia de escribir y de narrar más allá de la vanidad y la egolatría. El punto en que comprendo que la labor de contar historias y de difundirlas hasta el último confín que se pueda es más vital de lo que yo pueda concebir. Esos días en que comprendo que mi desarrollo personal es insignificante si lo comparo con la fuerza que mis palabras puedan aportar a una causa. En que comprendo que este libro significa mucho más de lo que dicen sus relatos. En que me doy cuenta de que ese libro ES importante si Israel lo ha confiscado y lo tiene pudriéndose en un oscuro almacén. 

Hoy es ese día, tan íntimo y tan maravilloso para mí, en que he superado mis propios horizontes, comprendiendo que lo que pueda conseguir yo personalmente no es nada. Que la fuerza reside en los libros. Hoy me siento orgulloso de verdad, y no como al principio, de firmar en este libro.

3 comentarios:

Javier dijo...

Sorry, borré el anterior comentario porque pedía que editaras la entrada con el relato, que ya tenía curiosidad después de tanto hablar de él, hasta que he vuelto a leer que si pinchas arriba se puede leer U_____________U.

lo siento, ya sabes, los exámenes, el calor, las agujetas, estar encerrado, son factores que predisponen a la estupidez xD

Enhorabuena por el premio que te dieron y por los premios menos materiales que estás recibiendo ahora. Supongo que será gratificante ;)

Juanlu_001 dijo...

La entrada me había gustado, pero tu relato me ha conmovido muchísimo. Enhorabuena; no imagino qué sensación se tiene que experimentar en una situación así, debes de estar muy orgulloso :)

Konrad VH dijo...

Gracias Javi, después de lo del examen de hoy igual casi que me dedico a la literatura. Jajajajaja.

Muchas gracias Juanlu, me alegra que hayas disfrutado del relato, que al fin y al cabo es para lo que está escrito. =D